Vestibular y del Equilibrio

Unidad de Rehabilitación

Patologías

Tratamos las siguientes patologías:

Vértigo vestibular periférico: Crisis de duración corta, aparición brusca y rítmica y desaparición repentina. Acompañado de sensación de movimiento giratorio, síntomas vegetativos y cocleares.

  • Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB): Cuadro vertiginoso breve que aparece con los cambios de posición debido al desprendimiento de los otolitos hacia los conductos semicirculares.
  • Enfermedad de Ménière: Hidropresia endolinfática idiopática caracterizada por vértigo muy intenso de media hora a varias horas de duración, hipoacusia neurosensorial y acufenos.

Vértigo vestibular central: Crisis de menor intensidad, mayor duración e inicio más progresivo, casi siempre con signos y síntomas neurológicos.

  • Migraña vestibular: Asociación de vértigo y síntomas auditivos por espasmo de la arteria auditiva interna.
  • Accidente cerebro vascular: Síntomas cócleo-vestibulares asociados a desviación de la mirada, nistagmo de Brums, parálisis facial, ataxia, etc.
  • Esclerosis múltiple: Enfermedad desmielinizante que presenta déficit neurológicos transitorios, entre ellos síntomas vestibulares que se recuperan espontáneamente.

Patologías de origen multifactorial: 

  • Neuronitis vestibular: Deterioro de la función de la primera neurona de origen viral afectando al nervio vestibular superior, provocando un cuadro vertiginoso intenso.
  • Presbivértigo: Modificación de la función en relación con la edad debida a la degeneración de receptores y núcleos vestibulares.

 

Rehabilitación Vestibular

El equilibrio es una función compleja en la que interviene información visual, propioceptiva y vestibular, organizándose a nivel central. Pretende estabilizar al individuo con su entorno, mediante el reflejo vestíbulo-ocular y los reflejos vestíbulo-espinales. Una lesión en este sistema provoca inestabilidad o vértigo, que es la sensación de movimiento rotatorio o desplazamiento irreal.

Todos los vértigos tienen tratamiento. En ocasiones es tan sencillo como la realización de unos ejercicios con la cabeza en la consulta; en otras es preciso un tratamiento con medicinas; y otras veces se necesita de trabajo rehabilitador.

La rehabilitación vestibular consta de una serie de ejercicios que estimulan y facilitan los procesos neuro-reparadores propios de nuestro organismo, hasta conseguir compensar la lesión vestibular y lograr habituarse a los síntomas. Sus objetivos son:

  • Mejorar la estabilidad de la mirada y la interacción entre la vista y el oído interno durante los movimientos de la cabeza.
  • Mejorar la estabilidad postural estática y dinámica aumentando los límites del equilibrio.
  • Disminuir la sensibilidad a los movimientos de la cabeza.
  • Aumentar la importancia de la vista y de la sensibilidad de las extremidades para el mantenimiento del equilibrio.

 

Valoración Posturográfica

¿En qué consiste la valoración posturográfica?

  1. Descripción del procedimiento. Se trata de un proceso muy sencillo, en el cual empleamos la plataforma de posturografía para realizar diferentes pruebas en relación con el equilibrio. Para ello, simplemente hay que subirse encima de la plataforma, y seguir las indicaciones del terapeuta, como pueden ser desplazarse en una dirección o seguir un determinado movimiento de balanceo corporal. Con estos ejercicios, se pueden evaluar múltiples aspectos del equilibrio, como la distribución de nuestro peso en cada lado del cuerpo, la facilidad con la que desplazamos ese peso en el espacio, la cantidad de desplazamiento que podemos realizar, la velocidad que podemos alcanzar, el impulso que necesitamos para iniciar ese movimiento, etc.
  2. Beneficios. ¿Para qué nos sirve todos estos datos? Nos aportan una enorme cantidad de información acerca del paciente, que podemos comparar con bases de datos generales según el rango de edad, para determinar si los resultados están o no dentro de la normalidad. Además, podemos emplear estos métodos de valoración como una forma de evaluar el tratamiento posterior, pasando periódicamente las mismas pruebas para compararlas entre sí y determinar de una manera objetiva si ha habido evolución.
  3. Riesgos y complicaciones. Los únicos requisitos para poder pasar la prueba es ser capaz de mantenerse de pie por sí mismos, al menos, el tiempo que duran las pruebas de valoración: unos 2 minutos, aproximadamente; así como tener la suficiente capacidad cognitiva como para entender las indicaciones del terapeuta: desplazarse en una dirección, mantenerse en una posición, etc. Los riesgos son mínimos, ya que el terapeuta debe estar en todo momento presente durante las pruebas, y siempre próximo al paciente para controlarlo y evitar una posible pérdida de equilibrio que llevase a una caída.
  4. Alternativas a la exploración posturográfica. La valoración del equilibrio no requiere de manera imprescindible el uso de una plataforma de posturografía: se puede valorar con numerosos tests, como el test de Tinetti o el test de Berg, ambos de gran utilidad y que sólo requieren la presencia de un terapeuta para ser realizados. Sin embargo, la valoración posturográfica supone un magnífico complemento a estos tests, gracias a la gran cantidad de información objetiva (numérica y gráfica) que aporta.

 

Tarifas

 

TarifasPrecio
Sesión completa50 €
Sesiòn optokinética25 €

 

LLámanos al 976 086 183 o envía un Email a info@ineava.es

Infórmate